Friday, 28 July 2017

Lluvia (¿veraniega?)

Truenos, la lluvia en medio de relámpagos. Desde este lugar, la ciudad cambia el ritmo de su respiración, por ella se produce el recorrido de una velocidad menos agitada. El golpeteo del agua -arriba, abajo; techo, calle-, su apozarse en las esquinas (también suena la acumulación de la lluvia), o un tipo de pasaje hacia el sueño que re reconozco de forma equívoca, con la modrra puesta al revés. Intento dormir poniendo el máximo de atención posible al esparcirse del agua. Pienso que así las gotas podrán mecerme, acurrucarme en la caída múltiple: la misma lluvia aquí y en innúmeros puntos de Santiago. También me reconforta esa simultaneidad cuando pienso en la ligazón del sueño extendido a ambos lados de esta cama. El ruido de la lluvia, escuchar los truenos, evoca las espaldas que se tocan, mi brazo dormido, el acodarse de la lengua disuelta en un habla cn pocas palabras (preguntas repetitivas que reducen el ritmo tanto como el agua). AHí nos enredamos para otra ligazón.

Monday, 3 July 2017

Franz

(De los diarios de Kafka, en su natalicio)
Antes de dormirme, sentí en mi cuerpo el peso de los puños al final de mis ligeros brazos [...] Sin peso, sin huesos, sin cuerpo, he andado durante dos horas por las calles y he reflexionado sobre lo que he conseguido superar esta tarde escribiendo.

Monday, 26 June 2017

Allende, natalicio de

En mi familia -la inmediata, al menos, y sobre todo en los primeros años de infancia- siempre se habló con rabia de la Unidad Popular. Las colas, el desabastecimiento, las protestas. Cuando pregunté por el 11 de septiembre me dieron explicaciones genéricas, derechismo de manual. "El marido de Gladys Marín está en Cuba [o Suecia, era el exotismo de los exiliados de izquierda], escondido en alguna parte". Nunca hubo cultura de izquierda en la casa: ni Quilapayún, ni Silvio, ni orgullo de clase. Entonces, cuando vi el documental de Patricio Guzmán sobre Salvador Allende en el cine, apenas estrenado, no contaba con muchas referencias personales para anclarme a la historia que ahí se desenvolvía. No había visto La batalla de Chile (entonces, tampoco sabía bien quién era el documentalista; desconocía su voz y no lograba comprender por qué no aparecía nunca) ni tampoco tenía en la retina o el oído los discursos famosos de Allende. Fui al cine por curiosidad, pero también como un rito iniciático en lo que significa ser de izquierda en este país. En medio de la función saqué una libreta para registrar frases, canciones que acompañaban el material de archivo y, sobre todo, extractos de las intervenciones del "compañero presidente". El documental cerró con la grabación de "La ciudad" de Gonzalo Millán, que escuchaba por primera vez. Salí de la sala abatido, desorientado por la emoción que provoca la presencia de ese resto del pasado que ha sobrevivido y que nos toca. Años después, frente al estudio de esa disciplina que llamamos historiografía, podría entender de manera concreta las discusiones sesudas sobre el "relampagueo en un instante de peligro" o el "sublime histórico". Tenía para ellas un atajo con nombre propio: Allende.

Wednesday, 31 May 2017

Se cae un avión y se caen tres (aunque ninguno sea de la misma entidad que el otro).

Saturday, 29 April 2017

Notas

Para otro momento (desarrollar después, siempre la postergación): transformismo de derecha. ¿Qué tanto se gana cuando el transformismo adopta la rúbrica unívoca de la resistencia frente a la heteronorma patriarcal? No se trata, incluso, de cuestiones formales (de los procedimientos y técnicas involucrados en la construcción de un personaje o una rutina), que parecerían ser una zona de deslinde entre lo rebelde y lo asimilado. En el centro mismo de lo que se asocia a la ruptura puede ocurrir la pulsión por reproducir y reforzar el orden social dominante. ¿Puede ser que acaso la mayor lealtad con la potencia emancipatoria del transformismo se realice si es que admitimos la posibilidad -o bien la realidad- de un transformismo patriarcal?

Wednesday, 19 April 2017

Desnivel (o deslizarse entre planos)

En el cambio súbito de estado -de la obscuridad a la luz, del reclinarse al estar de pie, de sentado al desplazamiento, la visión se borronea y los contornos pierden su definición. Desenfoques, a la vez titirando el ojo y, a un tiempo (o a ese tiempo que más que uno, ahí donde uno nunca coincide consigo), el ojo busca el eje para el ver. Por un momento no se percibe nada que no sea la pluralidad de las formas, mancha hacia la que se disuelven los objetos de lo conocido.

Sunday, 2 April 2017

Pasión por las miniaturas

Death moves his hands through me again
a lonely outsider among men.

This world within me is too small But still inside me something sings.

I'll keep my silence here I'll leave this place alone.

 

Friday, 31 March 2017

Dialogar

¿Cuáles son las formas posibles de un texto a dos voces, más allá del epistolario? Sí, la estructura del envío y respuesta da cuenta de la apertura más allá del uno/del sí mismo. ¿Cómo se hace para que una misma instancia -en lo temporal- contenga la polifonía? ¿De qué maneras ella se traduce en algo distinto de la coexistencia (una operación de suma) y se encamina a lo poliédrico, la simultaneidad de lo distinguible?

Monday, 27 February 2017

Abrirse a lo inesperado.

Friday, 27 January 2017

(De Frantz Fanon)

Sin embargo, con todo mi ser, me niego a esa amputación. Me siento un alma tan vasta como el mundo, verdaderamente un alma profunda como el más profundo de los ríos, mi pecho tiene una potencia infinita de expansión. Soy ofrenda y se me aconseja la humildad del tullido... Ayer, al abrir los ojos sobre el mundo, vi el cielo revolverse de parte a parte. Yo quise levantarme, pero el silencio sin entrañas refluyó hacia mí, sus alas paralizadas. Irresponsable, a caballo entre la Nada y el Infinito, me puse a llora.